Robert Adams: LA PANTALLA ES LA REALIDAD (3)
Una vez más, es como la película y la pantalla. Te ves envuelto en la película y comienzas a sentirla. Has olvidado que hay una pantalla y que la pantalla es la realidad, porque estás totalmente envuelto en la película. Puedes decirme todo sobre la película, pero no puedes decirme nada sobre la pantalla. La única vez que recuerdas que hay una pantalla es cuando la película ha terminado, y, aún así, no pones ninguna atención sobre ella, porque te levantas y vuelves a casa.

Lección 58. 27 febrero
En este bloque me recuerda que“santidad” significa fuera de pecado, y esta condición supera cualquier límite impostado bajo mis reglas humanas.

Había una vez un grano de trigo que quería ser santo y rogaba cada día por ver a Dios.
Un buen día un granjero lo cogió y lo hundió en tierra fértil y mojada, pero una vez allí la semilla lloraba pues se sentía a oscuras,sola y abandonada. Creía que sus oraciones no habían sido escuchadas.Pero poco a poco fue creciendo y en pocos días vio el sol.La semilla volvió a sonreír.
A las pocas semanas apareció un segador y de un corte seco cortó la espiga y se la llevó. El trigo volvió a gritar: NO! Mi misión es alcanzar a Dios y ahora nunca lo podré lograr. Maldito segador que me impide mi objetivo!-
Sintió como se secaba al sol y de repente un trillo hizo crujir los granos y la metieron en un saco .
–Maldito trillo!He perdido la posibilidad de ser santa- pensó desconsolada
La llevaron a un molino donde después de varios procesos de trituración la convirtieron en un polvo, una harina finísima y suave.

  • ¿Por qué no se han escuchado mis plegarias?¿ Acaso Dios me ha abandonado?-
    *
    Cuantas veces,como el trigo, pensé que habia una voluntad en contra de la mía? que hay una fuerza externa que debo combatir para conseguir lo que me falta.
    Mi Santidad envuelve todo lo que me sucede, y no me envuelve sólo a mí, sino a todo lo viviente. Excluir a algo o alguien de la vida (al segador o al trillo en la historia del trigo) es ver mis pensamientos alejados de Dios.
    Confío, porque yo no sé ver más allá de mis significados, que no son más que deseos distorsionados.
    Hoy absuelvo a Morfeo, él no es el responsable de mis sueños,él es el recurso que uso para soñar lo que quiero.
    Fin de la historia:
    Nuestra harina fue elaborada y con ella se crearon hostias para las iglesias.
    La Vida la había escuchado!.
    Estaba con Dios.
    Y ahí se dio cuenta que tanto siendo grano, espiga, harina u hostia, nunca dejó de ser un fruto de Dios.Era santa por razón de su único sustento.
    Su objetivo estaba cumplido antes incluso que lo imaginara.
    Siempre fue una semilla de Dios soñando ser un trigo que quería alcanzar el Cielo.
    Y13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *